Suspendidas las fiestas de Sant Joan de Ciutadella

2020 marcará un paréntesis en las fiestas de Sant Joan de Ciutadella. La pandemia de la COVID-19 y las restricciones para evitar la propagación del virus provocan la suspensión de la anual cita festiva del 23 y 24 de junio en Ciutadella.

Así se ha acordado en el transcurso de la reunión que, por vídeoconferencia, han celebrado la alcaldesa Joana Gomila y el caixer senyor del bienio, Borja Saura. También han intervenido el caixer capellà, Antoni Fullana; la concejal de Fiestas, Gràcia Mercadal; y el concejal Eudimio Carrasco, de Cs.

Tanto en la institución municipal como en la Junta de Caixers ya se había constatado la imposibilidad de garantizar, en tiempo y forma, la organización y preparación de las fiestas de este año.

El estado de alarma con el confinamiento decretado por el Gobierno el 14 de marzo, que será prorrogado por tercera vez hasta el 11 de mayo, impide llevar a cabo el montaje y puesta a punto de todo el dispositivo así como la logística necesaria para aportar los recursos humanos y materiales de una celebración festiva que el año 2019 motivó el desplazamiento de 30.000 personas a Menorca.

En su edición del jueves, este diario ya avanzó que la COVID-19 impedirá celebrar las fiestas de Sant Joan en junio, e informó que este viernes se celebraría la reunión del Ayuntamiento y la Junta de Caixers para valorar los distintos escenarios.

Entre las opciones barajadas se ha abordado la posibilidad de aplazar las fiestas de este año a septiembre, pero finalmente se ha optado por la suspensión. Con esta decisión, la Junta de Caixers encabezada por Borja Saura tendrá carácter trienal (2020-2022).

El resto de alcaldes de Menorca aguarda el levantamiento del confinamiento y la desescalada para adoptar decisiones sobre las fiestas patronales de cada municipio.

El calendario de las fiestas patronales de Menorca arranca en junio con la celebración de Sant Joan -este año empezarían el sábado 20 de junio, vigilia del Diumenge des Be- y concluyen con los actos festivos de la Mare de Déu de Gràcia, patrona de Maó, el 7 y 8 de septiembre.